La comida mexicana en Estados Unidos: cómo los estadounidenses llegaron a amar la cocina mexicana

Es difícil visitar un restaurante de comida estadounidense sin ver nachos, tacos o quesadillas en el menú en estos días.

Estados Unidos es un crisol de culturas diferentes y la asimilación de la cocina mexicana a nuestros hábitos alimenticios diarios no es una excepción.

De hecho, la salsa se ha convertido en el condimento número uno a nivel nacional, superando al ketchup y la mayonesa, aparentemente los más estadounidense de todos los condimentos.

Y las tortillas ahora se han estado vendiendo más que los hotdogs desde 2010.

¿Cuándo sucedió esto? ¿Y cómo?

Por supuesto, la razón número uno para la afluencia de comida mexicana en Estados Unidos es la inmigración.

Muchos mexicano-americanos han continuado sirviendo sus platos culturales como un símbolo de orgullo por su origen étnico, así como por la nostalgia.

Muchos inmigrantes mexicanos abrieron sus propios restaurantes mexicanos tradicionales, para deleite de los estadounidenses y de todo el mundo.

Al estar tan cerca de México, tiene sentido que los EE. UU. retomen elementos de la cultura mexicana.

De hecho, la invención de Tex-Mex (que ocurrió en la década de 1940) es el mejor ejemplo de nuestra integración con nuestro país vecino, ya que Texas realmente toca a México y la cocina es una fusión de los dos.

La fabricación de chips de tortilla en los EE. UU. se remonta a principios del siglo XX.

Sin embargo, no se hicieron debido a una demanda popular, sino que eran solo una forma de utilizar la masa sobrante de hacer tortillas.

Fueron verdaderamente lanzados a la cultura estadounidense cuando la compañía texana, Frito-Lay, produjo en serie el Dorito, comercializado como un chip de tortilla más sabroso, en la década de 1960.

Entonces Tostitos se convirtió en la quinta marca más grande de Frito-Lay en 1985.

Por otro lado, se dice que los nachos fueron estimulados por turistas estadounidenses en México cuando dos clientes estadounidenses entraron a un restaurante en México, el jefe de camareros era Ignacio “Nacho” Ayala quien al no contar ya en ese momento con el chef (puesto que ya estaban por cerrar) nuestro distinguido “Nacho” preparó con los ingredientes que había un platillo que le llamó el “Especial de Nacho”, y el resto es historia.”

[Para conocer más sobre alimentos entra a KiwiLimón ]

[Fuentes: KiwiLimón, YouTube, México es cultura ]

Debido al amor de los Estados Unidos por la cocina mexicana, los restaurantes mexicanos de todo el país están prosperando.

Los estadounidenses que han visitado México también están presionando hacia una cocina más auténtica, en lugar de conformarse con comidas Tex-Mex.

Sin demeritar en lo absoluto esta mezcla dentro de la comida Tex-Mex es notorio que, el uso de los ingredientes frescos y la combinación hacen que la gastronomía mexicana la supere en sabor.

Un ejemplo típico fue cuando entré a un restaurante y emocionado pedí un chile relleno con arroz.

Puedo entender cuando no se conoce el platillo y puedo entender que a veces el problema de no contar con los ingredientes frescos sea una limitante, pero lo que me llevaron distaba mucho de lo que esperaba, tanto en presentación como en sabor.

En una presentación de esta índole todo comienza desde cómo hacer arroz rojo y el chile poblano se presenta entero. De hecho es un platillo muy rico pero laborioso en sí y nuevamente, la frescura de sus ingredientes es fundamental para su sabor.

Es importante que si visitas un restaurante mexicano en Estados Unidos revises la presentación (por lo menos) de lo que es el platillo en México y así sabrás que estarás en buenas manos.